Horario de atención : PREVIA CITA
  Contacto : Fijo: 5948664 / Móvil y Whatsapp: +573134570878

LA OSTEOARTROSIS Y EL OZONO MEDICO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aportado datos estadísticos muy importantes a cerca de la incidencia de las enfermedades reumáticas.

Osteoartrosis

Osteoartrosis

En estos datos se señalan, que estas enfermedades motivan la segunda causa más frecuente en consulta de los hospitales, determinando una incidencia de dieciocho por mil en la población adulta, que origina más del 50% de las causas de invalidez total o parcial, provocando en los afectados algún grado de discapacidad desencadenada a lo largo de su evolución, convirtiéndola en la segunda causa de ausentismo laboral a nivel global.

El dolor articular puede ser ocasionado por diversas afecciones como por ejemplo: Osteoartrosis, artritis, la condromalacia rotuliana, el lupus, la seudogota, la osteomielitis, la tendinitis, la sobrecarga inusual, los esguinces y la bursitis. No importa cuál sea la causa, dado que el dolor puede llegar a ser insoportable.

Dentro de ellas “la Osteoartrosis” es la enfermedad reumática más frecuente, estimándose que a partir de los 35 años la mitad de la población ya tiene, al menos, una articulación afectada por la artrosis, que alrededor del 10 % de la población adulta presenta artrosis moderada o grave y hasta el 80% de las personas mayores de 75 años presentan alteraciones de artrósicas en alguna parte de su cuerpo: columna, rodillas, caderas, manos, etc., contribuyendo a demostrar que esta enfermedad representa un grave problema de salud del adulto mayor y que  empeora su estado con la edad.

Ozonoterapia

Ozonoterapia

En pacientes con enfermedades articulares el OZONO es una excelente tratamiento por sus efectos analgésicos, antiinflamatorios, regeneradores y retardador del proceso de desgaste articular.

Se aplica directamente en las articulaciones afectadas, utilizando agujas de muy fino grosor y dosis calibradas con exactitud siguiendo los protocolos establecidos en la Declaración de Madrid.

Las aplicaciones médicas del ozono son tan amplias como las oportunidades de elevar la calidad de vida de cada paciente. El Ozono no sustituye ningún tratamiento, mejora y acelera su efectividad, en 90 por ciento de las enfermedades por sus efectos sistémicos.

En caso de enfermedades articulares osteodegenerativas (artritis – Osteoartrosis) de pequeñas, medianas y grandes articulaciones, así como trastornos músculo esqueléticos los efectos del gas ozono  comienzan a manifestarse en las primeras aplicaciones.

Aunque hoy en día no existe cura para la artrosis y la mayoría de enfermedades crónicas articulares, este método si puede reducir los efectos de la misma, mejorando así la funcionabilidad del paciente y por ende su calidad de vida.

Las ventajas de este tipo de tratamientos son múltiples. Ya que puede rehabilitar el problema de forma radical y definitiva. Efectos terapéuticos han sido avalados por las experiencias registradas en este campo y  mediante la realización de ensayos clínicos efectuados en distintos países donde se practican estas técnicas. Concluyendo que, por sus efectos biológicos beneficiosos sobre el organismo humano,  la aplicación médica del Ozono en las articulaciones  dañadas por la Osteoartrosis,  ha sido  un tratamiento muy eficaz por:

  1. Incrementar la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de Oxígeno, permitiendo una mejor oxigenación de la articulación afectada.
  2. Normalizar su acción inmuno-reguladora.
  3. Estimular el sistema retículo-endotelial.
  4. Inducir de la regeneración tisular.
  5. Facilitar el proceso oxidativo, desencadenando la actividad bactericida, viricida y fungicida.
  6. Regular los niveles del Óxido nítrico presente en el líquido sinovial,  implicado en la modulación de la apoptosis o muerte celular.
  7. Provocar un efecto anti-inflamatorio, pudiendo inhibir las citocinas pro-inflamatorias, que a su vez producen incremento del óxido nítrico.
  8. Influir  en el metabolismo del ácido araquidónico.
  9. Originar un efecto analgésico, disminuyendo el dolor de la articulación ya que  interfiere en la liberación de los péptidos nociceptivos, mediadores de la sensación dolorosa.
  10. Supresión de la rigidez que ocasiona la artrosis, en el círculo dolor- contractura.
  11. Favorecer que el cansancio corporal desaparezca.
  12. Incentivar la circulación del sistema linfático, ayudando a eliminar sustancias o detritus articulares, además neutralizando los productos tóxicos.
  13. Su carácter hidrofílico,  promueve la reducción del edema local, es decir arrastra,  se lleva consigo el exceso de agua acumulada en la zona afectada.
  14. Beneficiar la micro circulación, mejorando la revascularización local del área afectada.
  15. Producir cambios reo-lógicos en los glóbulos rojos, estimulando la circulación sanguínea sobre las terminaciones nerviosas e interrumpiendo los mecanismos de isquemia e intoxicación ácida.
  16. Mejorar la función y amplitud articular en más de 50%.
  17. Contribuir a la mejoría clínica en general, al disminuir el estado inflamatorio osteo-articular.
  18. Permitir la reducción o eliminación del consumo de medicamentos de tipo analgésicos y de los anti-inflamatorios no esteroideos (AINES).
  19. Disminuir los síntomas que origina la artrosis y ponerle freno a la progresión evolutiva de la enfermedad.
  20. Mejorar la calidad de vida, permitiendo a los pacientes realizar sus actividades diarias y sociales.
  21. Proporcionar la reincorporación laboral  o permitir la capacidad para realizar actividades domésticas.

Sin duda la ozonoterapia es el tratamiento más recomendable para personas que padecen Osteoartrosis en cualquier articulación o articulaciones del cuerpo.